Lun. May 27th, 2024

¡Una apariencia bien arreglada comienza con manos bien arregladas! De hecho, tanto en la vida privada como en la profesional, las manos suelen ser una de las primeras cosas que vemos en una persona. Y para cuidarlo, ¡nada mejor que una manicura profesional! Detengámonos un momento en el procedimiento de aplicación del barniz semipermanente.

Preparación de uñas
¡Antes de empezar a aplicar el barniz, tienes que preparar tus uñas! Efectivamente, no puedes empezar a pintarte las uñas a ciegas porque el resultado no sería óptimo y la manicura duraría menos tiempo.

Así que el primer paso es cuidar la piel alrededor de las uñas. Las cutículas, es decir, la piel que vuelve a la base de la uña, se empujarán hacia atrás con una herramienta especial. Una vez despegados, se pueden lijar o simplemente cortar con un cortaalambres. Cuando lo haga usted mismo, tenga cuidado de no cortarse demasiado para no lastimarse y causar sangrado. Obviamente, bien ejecutado, el procedimiento no es doloroso.
La utilidad de esta práctica es que permitirá a la esteticista aplicar el barniz lo más cerca posible de la base de la uña y así minimizar el nuevo crecimiento. Esto también ayuda a dar forma a la base de la uña para que el redondeo sea simétrico.

Luego, la esteticista preparará la uña. Por lo tanto, lo limará a la longitud y forma deseadas; ovalada, almendrada, cuadrada, stiletto, squoval, o incluso bailarina… Tú eliges la forma que más te sienta. Por supuesto, si la longitud de tu uña natural no es suficiente para tu gusto, siempre es posible aplicar uñas postizas.

El penúltimo paso es limar ligeramente toda la superficie de la uña. Esto permite que el barniz se mantenga mejor gracias a la rugosidad así creada.
Finalmente, terminamos desengrasando la superficie que recibirá el barniz. Para ello, sumerja el dedo en el disolvente, o pase un paño empapado en el producto. Es una acción dos en uno ya que el disolvente también eliminará el polvo depositado por el limado del paso anterior. Una vez desengrasadas las uñas, es importante que no vuelvas a tocarte el pelo ni la cara.

Aplicación de barniz
Se hace ! Finalmente podemos pasar a la instalación del propio barniz. Para eso, nada muy complicado. De hecho, ¡la elección del color es probablemente la más difícil!

El primer paso es sencillo: hay que aplicar una fina capa de barniz sobre la uña, siempre comenzando desde la base de la uña hacia la punta. Por lo general, esta capa no es opaca, pero no te asustes: ¡es completamente normal!

Una vez terminada la primera capa, la esteticista te invitará a dejar tu mano bajo la lámpara LED o UV de 30 segundos a un minuto. A continuación, se puede secar el barniz y se puede aplicar la segunda capa. Esto será más grueso para ser opaco. Al igual que con la primera capa, siempre comenzaremos en la base de la uña y seguiremos hasta la punta, asegurándonos de cubrir los lados de la uña. Si este último es lo suficientemente largo, podemos terminar el gesto pasando el pincel a lo ancho de la punta de la uña. Esto permite que el barniz se mantenga mejor.

Para cerrar todo esto, la mano tendrá que volver a pasar por debajo de la lámpara.

La duración de la manicura.
El barniz semipermanente tiene una vida útil bastante respetable. De hecho, podrás disfrutar de tu manicura durante unas dos semanas. Por supuesto, esto es un promedio: algunas personas lograrán mantenerlo durante tres semanas, mientras que otras tendrán que quitárselo después de una. Depende de las uñas, pero también de las actividades realizadas. Por ejemplo, si trabaja con agua o productos de limpieza durante todo el día, su barniz puede desmoronarse más rápido.

Por Contacto Noticias

Periodistas de Contacto Noticias. Equipo multidisciplinario con diferentes especialidades, priorizando valores como la ética, el rigor y la objetividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *